miércoles, 13 de noviembre de 2013

Bendicen estatua de Monseñor Romero que se colocará en Los Ángeles, EEUU

La estatua de bronce de Monseñor Óscar Arnulfo Romero que se colocará en una Plaza Memorial en el Parque MacArthur, ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, donde radican miles de compatriotas, recibió el martes tarde la bendición por parte de Monseñor Gregorio Rosa Chávez, Arzobispo Auxiliar de San Salvador.

El acto espiritual se realizó en la Capilla del Hospital La Divina Providencia, y fue presidido por el presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, la Primera Dama de la República, Vanda Pignato, y el viceministro para Salvadoreños en el Exterior, Juan José García, en presencia de distintos miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en el país.

Para el presidente del Legislativo, Sigfrido Reyes, este es un acto simbólico concreto, a través del cual el pueblo salvadoreño le tributa “un reconocimiento a nuestro líder espiritual”, y que es consecuente con la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


Asimismo, subrayó que la Asamblea Legislativa en el 2010, declaró el 24 de marzo de cada año, como “Día Nacional de Monseñor Óscar Arnulfo Romero Galdámez”, por el trabajo pastoral y mensaje esperanzador de vida que le brindó a toda la población salvadoreña.

Por su parte, el viceministro García sostuvo que es simbólico que Los Ángeles, como la ciudad más poblada por la comunidad salvadoreña, sea el corazón de la primera Plaza Memorial dedicada a nuestro mártir Monseñor Romero, en los Estados Unidos, asegurando con ello que su legado trasciende las fronteras.

De acuerdo al Presidente del Fondo Salvadoreño Americano para el Liderazgo y la Educación (SALEF), Carlos Vaquerano, la inauguración de la Plaza Memorial, donde se instalará la estatua de bronce de Monseñor Romero, tendrá lugar el 23 de noviembre del presente año, y se contará con la participación del Alcalde y Arzobispo de Los Ángeles, Eric Garcetti, y José Gómez, respectivamente.

La Plaza Memorial es un proyecto promovido por SALEF, en coordinación con el Comité de Hermanamiento Los Ángeles-San Salvador, y con el financiamiento de la municipalidad de Los Angeles y de la ex Agencia de Desarrollo Urbano (CRA).

Posterior al acto, el Presidente Reyes y la Primera Dama de la República, Vanda Pignato, realizaron una visita a los pacientes con cáncer, que son atendidos en el Hospital Divina Providencia, un lugar simbólico también dentro de la vida de Mons. Romero, puesto que en la década de los setenta y la de los ochenta, al ser elegido Arzobispo de San Salvador, encontró acogida en las religiosas Carmelita Misionera de Santa Teresa, e instaló en la comunidad carmelita, su casa, manteniéndose cerca de los pacientes y conviviendo fraternalmente con las hermanas.