miércoles, 4 de agosto de 2010

Estado devela mural alusivo a Monseñor Romero

Escrito por: Leonor Cárdenas
Redacción Diario Co Latino
Jueves, 25 de Marzo de 2010

Con ansiedad y paciencia seguidores y familiares de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, esperaron la develación del mural alusivo al Obispo mártir, quien fuera asesinado hace 30 años por escuadrones de la muerte quienes recibieron la orden de callar la voz del pueblo.

Sonrisas y lágrimas de alegría, se reflejaban en los rostros de los que desde que conocieron a Monseñor Romero, se enamoraron de su gran corazón y decidieron seguirle hasta el último día de sus vidas.

“Es una emoción enorme el saber que el Estado reconocerá y asumirá la responsabilidad del asesinato de Monseñor Romero, quien murió por defender al pobre, al pueblo humilde que luchaba por la justicia e igualdad social”, manifestó Rosa Santos, admiradora del Obispo mártir El momento esperado por todos, el cual, tuvo una espera de 30 años, llegó, el jefe de Estado salvadoreño Mauricio Funes, inició el discurso llamando una vez más a Monseñor Romero “guía espiritual de la Nación”.

Funes dijo sentirse conmovido porque muchas veces pensó que la patria no alcanzaría nunca la paz si no se recuperaba la memoria de Monseñor Romero.

“Este es un día de dolor, sin duda, porque en nuestros corazones está vivo el recuerdo del cruel asesinato de nuestro Obispo Mártir; pero también y fundamentalmente es un día para la celebración de la vida, para la reivindicación de la figura y la obra del hombre más trascendente de nuestra historia reciente”, manifestó el gobernante.

Asimismo, en nombre del Estado salvadoreño y como Presidente de la República, reconoció que el entonces Arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero Galdámez, el 24 de marzo de 1980, fue víctima de la violencia ilegal que perpetró “un escuadrón de la muerte”. Dichos escuadrones, aseguró, lamentablemente, actuaron “bajo la cobertura, colaboración, aquiescencia o participación de agentes estatales”, quienes han sido identificados por instancias internacionales de investigación, tanto del sistema de Naciones Unidas como del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

“Nuestro Gobierno ha aceptado ya la validez jurídica de estos informes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por lo que resulta inobjetable nuestro reconocimiento oficial a la verdad en el caso del magnicidio de Monseñor Romero. En estas circunstancias y en mi calidad de Presidente de la República, pido perdón, en nombre del Estado Salvadoreño, por ese magnicidio perpetrado hace 30 años”, dijo el Mandatario.

Por su parte, el hermano de Monseñor Romero, Gaspar Romero, dijo sentirse conmovido y satisfecho por la acción realizada por el gobierno, el cual, por primera vez ha reconocido la responsabilidad del Estado en cuanto al asesinato de su hermano. En el mural, el cual, fue elaborado por Rafael Varela y Rafael Escamilla, se describen al menos cuatro escenas distintas de la vida del religioso que ofrendó su vida en defensa de los más desprotegidos.

«Es un privilegio para mi, el que me hayan escogido para realizar este cuadro, el cual, creo que no solo se convertirá en un ícono de la plástica nacional sino en un sitio obligatorio de visita para quienes arriben al aeropuerto», manifestó Varela.

Para la elaboración del mural, los pintores trabajaron durante 45 días, con un promedio de 18 a 19 horas diarias.

“Ley de Amnistía, no es obstáculo para investigar asesinato de Monseñor Romero”: Funes
El jefe de Estado Mauricio Funes aseguró que la Ley de Amnistía no es obstáculo para que se investigue el asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, y aclaró que no es competencia del Presidente promover la derogatoria de una ley que ya fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.

“La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), declaró inconstitucional la aplicación de la ley para casos de graves violaciones a los derechos humanos. No nos corresponde a nosotros promover la derogatoria de una ley que ya fue declarada inconstitucional, la decisión, ya no es del Ejecutivo y yo diría que ni del Legislativo, la decisión es del Órgano Judicial”, agregó el Mandatario.

El Presidente afirma que es necesario e importante que se cuestione al Fiscal General de la República, sobre el por qué no se abre un expediente del caso de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.
“Nadie va a preguntar al Fiscal, le preguntan al Presidente de la República si deroga o no deroga la ley, cuando la ley no es un obstáculo para investigar el asesinato de Monseñor Romero, ni el asesinato de los jesuitas. La ley no es un obstáculo para investigar las graves violaciones a los derechos humanos, lo único que es un obstáculo para todo ello, es la voluntad política de los órganos jurisdiccionales de investigar o no investigar”, aseguró el Presidente.