viernes, 25 de marzo de 2011

Presidente EUA estrenó la nueva cripta en Catedral

El espacio donde descansa Monseñor Romero fue remozado antes de saber que sería visitado por uno de los hombres más poderosos del mundo.

Escrito por Estela Henríquez
Miércoles, 23 marzo 2011 00:00
“Se trata de un reconocimiento del Gobierno de Estados Unidos, con su presidente, el señor Barack Obama, quien al llegar al país ha querido rendir un homenaje a Monseñor Romero. Ha querido rendir un homenaje considerándolo un héroe de nuestro continente.”
José Luis Escobar Alas, arzobispo metropolitano
politica
La cripta de la Catedral Metropolitana, ubicada en la parte baja del templo, recibió ayer al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. El mandatario decidió visitar la tumba de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, la cual ahora es acompañada por la imagen del Cristo Negro y 14 lienzos que representan el Vía Crucis.
La renovación de este espacio, a cargo de un grupo de arquitectos que se sienten satisfechos de haber montado una “galería de arte” en el lugar, se hizo sin conocer que Obama decidiría visitar esta cripta en su paso por El Salvador.
El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, anunció desde el pasado domingo que él mismo acompañaría al mandatario norteamericano por su visita en la tumba de Monseñor Romero, una visita que asegura es un “reconocimiento que está haciendo el Gobierno de Estados Unidos, por su presidente, que ha querido rendir homenaje considerándolo un héroe de nuestro continente”.
Obama se encontró ayer con un espacio que fue modificado gracias al aporte de un donante que prefiere mantenerse en el anonimato.
A partir del 1.º de marzo, este espacio, que antes lucía como una bodega, fue remozado para presentar a quienes llegan una especie de galería de arte formada por los 14 lienzos de la serie “Al calvario” del pintor Luis Lazo, que donó estas pinturas con las estaciones del Vía Crucis.
Aunque en un primer momento la idea fue poner los lienzos en el altar principal, la iglesia y los donantes consideraron la opción de colocarlas en este espacio. “Notamos que cuando llegan turistas a visitar a Monseñor no hacen todo el recorrido por la cripta. Pero en el otro extremo había una Virgencita que recibe a muchos devotos”, explicó Carlos López, de 2CE Arquitectura y Diseño, que estuvo a cargo de la renovación.
López resalta que los donantes buscaban que solo se diseñaran marcos para los lienzos que se supone irían en el altar principal. “Este espacio ya tiene sus obras de arte”, explicó el profesional que terminó trabajando en la remodelación de la cripta.
También hicieron espacio para el Cristo Negro, una imagen donada a la Catedral tras ser restaurada debido a los daños que sufrió cuando intentaron robarla de su lugar de origen.
La Virgen de Guadalupe fue trasladada a uno de los costados de la cripta para facilitar la visita de los feligreses, que llegarán después del presidente de Estados Unidos.