viernes, 25 de marzo de 2011

Día internacional de la verdad gracias a Romero

Por el legado de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien veló por los derechos humanos, la ONU proclamó que hoy sea el Día Internacional del Derecho a la Verdad.
Escrito por Byron Sosa
Jueves, 24 marzo 2011 00:00
“Pienso que él fue un santo siempre. Desde su juventud tenía servicios espirituales, desde entonces marca esa trayectoria de Monseñor Romero.”
Ricardo Urioste, presidente de Fundación Romero
Este día se cumplen 31 años del asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y el pastor de la Iglesia católica sigue siendo objeto de admiración. La Organización de Naciones Unidas (ONU) es una de ellas. El año pasado adoptó por consenso la resolución que proclamaba el 24 de marzo como Día Internacional de la Verdad, cuyo fundamento primordial lo constituye el legado de Romero, quien fue un incansable defensor de los derechos humanos.
Esto es manifestado en el documento de la ONU que destaca, entre otras cosas, que incluir en este día a Monseñor es como un tributo a quienes han dedicado su vida a la lucha por promover y proteger los derechos humanos de todos y a quienes han perdido el empeño de hacerlo.
“Fue un regalo de Dios (Óscar Arnulfo Romero) para este nuestro país en muchos aspectos. En primer lugar, hizo presencia Dios a través de su palabra, del Evangelio; hizo presente al pobre y al necesitado, que fueron los protagonistas de su palabra”, expresó monseñor Ricardo Urioste, presidente de la Fundación Romero.
La ONU destacó, durante la proclamación, que reconocía los valores de Monseñor Romero y su dedicación al servicio de la humanidad –en el contexto del conflicto armado– como humanista consagrado a la defensa de los derechos humanos, la protección de las vidas humanas y la promoción de la dignidad del ser humano.
Por ese gran legado a la humanidad fue que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó la cripta en Catedral de San Salvador, donde yacen sus restos, durante su visita a El Salvador.
Obama se constituyó el martes en el primer mandatario de ese país en visitar la cripta, donde hizo una oración, corta, cerrando sus ojos.
Romero se caracterizó por hacer llamamientos constantes al diálogo y su oposición a toda forma de violencia para evitar el enfrentamiento armado que, en definitiva, le costó su vida.
Por su parte, monseñor Urioste recuerda que él “hizo presente la verdad, justicia, solidaridad y servicio, todo ello es de Dios. Eso lo alentó en los momentos tan difíciles como los que a él le tocó vivir”.
Canonización
Hace 17 años, en 1994, una causa para su canonización fue abierta por su entonces sucesor Arturo Rivera Damas, y fue a partir de ese proceso que Monseñor Romero ha recibido el título de Siervo de Dios.
“Podría pensarse que quizá sería así de ese modo (canonización laica), pero lo que nos interesa es la canonización de parte de la Iglesia. Le oramos al Señor para que pueda producirse en algún momento, porque personalmente pienso que él fue un santo siempre, desde su juventud tenía servicios espirituales, desde entonces marcan esa trayectoria de Monseñor Romero”, destacó monseñor Urioste.
  
31
años se cumplen desde su asesinato.
Tributo de Ban Ki-moon a Romero
El secretario general de Naciones Unidas dijo que Monseñor Romero fue un destacado y activo promotor y defensor de los derechos humanos.
Objetivo
Dijo que el asesinato del religioso tuvo la intención de tratar de “silenciar a un ardiente oponente de la represión”.
Verdad
Para Ban Ki-moon, la figura de Monseñor Romero concentrará hoy la conmemoración del Día Internacional del Derecho a la Verdad sobre las violaciones graves de los derechos humanos y de la dignidad de las víctimas.
Emblemático
La fecha, instaurada en diciembre pasado por la Asamblea General, estará marcada por un debate organizado en la sede del organismo mundial por la Misión Permanente de El Salvador ante la ONU.
A la luz
Las víctimas de violaciones de los derechos humanos y sus familiares tienen que conocer la verdad sobre circunstancias y razones relacionadas con esos hechos e identidad de sus responsables.