miércoles, 4 de agosto de 2010

Presidente Funes pide perdón por magnicidio de Monseñor Romero

Leonor Cárdenas
Claudia Solórzano
Redacción Diario Co Latino

Lo que todos los feligreses esperaron de las anteriores administraciones se cumplió con el actual gobierno. El Presidente de la República, Mauricio Funes, pidió perdón público, esta mañana, por el asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero en 1980.

“Pido perdón por ese magnicidio perpetrado hace 30 años, pido perdón a la familia de Romero, mis más sinceras condolencias, también al pueblo salvadoreños que fue, es y será la gran familia de Monseñor Romero, así como a las miles de familias que fueron dañadas por este tipo de violencia inaceptable”, expresó Funes.

El Jefe de Estado denominó al mártir salvadoreño como el más grande patriota que ha tenido El Salvador, tal y como lo reseña Monseñor Ricardo Urioste.

El Gobierno de El Salvador reconoció su responsabilidad histórica ante los deplorables sucesos que hace 30 años cegaron la vida del mártir salvadoreño, quien siempre promulgó palabra de justicia y verdad hacia los pobres. Durante la develación del mural, en memoria de Monseñor Romero, el Mandatario manifestó su compromiso de que nunca más vuelvan a ocurrir en el país crímenes semejantes. El nuevo mural de más de 2x6 metros de largo, representa las escenas más importantes de la vida del mártir salvadoreño: niñez, oficiando la misa, relacionándose con los feligreses y su muerte.

El mural fue pintado en las salas 8 y 9, del Aeropuerto Internacional de El Salvador, en Comalapa, donde tanto extranjeros como salvadoreños podrán recordar el legado de Romero. El autor de la gigantesca obra fue el pintor salvadoreño Rafael Varela, quien expresó su admiración e inspiración humanística en San Romero de América, de quien todavía está se lleva un proceso de canonización.

Para los funcionarios públicos consultados es invaluable legado humanista que la vida y obra de Monseñor Romero representan para la sociedad salvadoreña, tanto para las presentes generaciones como para las futuras.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, expresó que el Gobierno considera que “el martirio de Monseñor Romero se ha erigido en símbolo del sufrimiento y la persecución infligidos en nuestro país, no sólo a integrantes de la Iglesia Católica, sino también a miles de personas que representaban a otros sectores de la sociedad”.

Como jerarca de la Iglesia católica, Monseñor Romero también se convirtió en ejemplo del pastor amoroso que trabajó en la defensa de la dignidad de todo un pueblo y, especialmente, de las grandes mayorías empobrecidas de El Salvador.

El Gobierno salvadoreño también declaró su compromiso de cumplir de buena fe y en la medida de sus posibilidades, las recomendaciones de la Comisión Interamericana en relación al caso del asesinato de Romero.

El Presidente de la República aclaró de que no sólo el Órgano Ejecutivo hará efectivas las recomendaciones, sino también, todas las instituciones del Estado.

En el marco de la conmemoración del 30° Aniversario del martirio de Monseñor Romero, el Jefe de Estado anunció las siguientes medidas de reparación moral y simbólica: la construcción de una plaza estatal en homenaje a Monseñor Romero; un video estatal sobre la vida y legado moral y espiritual; la publicación de un comunicado de prensa gubernamental, el 24 de marzo de cada año, en uno de los rotativos de mayor circulación nacional, en el cual se rinda homenaje a Monseñor Romero.

Asimismo, se contempla que la semana correspondiente al 24 de marzo de cada año, todos los centros escolares del Estado proporcionen a los alumnos y alumnas información sobre la vida y legado de Monseñor Romero y recuerden su importancia para la vida cultural, política, religiosa y social del país.

El Canciller de la República adelantó que ya han iniciado el diálogo con las víctimas de varios casos de violaciones a los derechos humanos, por ejemplo los familiares de Monseñor Romero.

“Hemos hablado con la jerarquía de la Iglesia y la familia de Monseñor Romero, por lo que el Gobierno está avanzando en aspectos de reparación moral y las actividades que se están realizando en homenaje de él son parte de ello”, explicó Martínez.