miércoles, 4 de agosto de 2010

Donan fotografías inéditas de monseñor Romero


Redacción ContraPunto


SAN SALVADOR - En un hecho inimaginable, una colección de diapositivas a color sobre monseñor Óscar Arnulfo Romero fue donada al Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI). La donación muestra un perfil cronológico del religioso salvadoreño más universal de todos los tiempos.

El MUPI recibió un cofre de fotografías de manos de la señora Santos Delmi Campos, a quien el mismo monseñor Romero le confió en vida la custodia de las imágenes, según informaron fuentes del museo.

“Se trata de un tesoro documental que nos muestran rasgos humanos de Monseñor Romero en medio de su vida cotidiana, mientras que algunas de estas imágenes tomadas por él mismo, nos revelan su pasión por la fotografía. Algunas escenas fueron captadas hace más de cincuenta años y contienen una interesante riqueza etnográfica, con rostros y paisajes de diferentes regiones de El Salvador”, afirmó el director del MUPI, Carlos Henríquez Consalvi.

Al enterarse de la exposición “Monseñor Vive”, organizada por el MUPI, Santos Delmi Campos decidió donar al museo lo que durante 33 años mantuvo bajo su custodia. Fue el mismo 24 de marzo que se registraron los hechos, misma fecha en la cual sociedad civil, entidades religiosas y gobierno salvadoreño conmemoraron la vida y obra de monseñor Romero.

El donativo consiste en una colección de diapositivas a color inéditas hasta la fecha. En ellas pueden verse a un monseñor Romero como seminarista, recorriendo El Salvador y visitando otros países.

Para el director y personal del MUPI, fue una sorpresa que este legado iconográfico fuera entregado el mismo 24 de marzo, al cumplirse 33 años del martirio de monseñor Romero. Las fotografías están siendo digitalizadas y tratadas por un equipo técnico conformado por Carlos Eduardo Colorado y Rodolfo González con la idea de mostrarlas al público en una nueva exposición.

Oscar Arnulfo Romero y Galdámez, mejor conocido como monseñor Romero, nació en Ciudad Barrios, en el departamento oriental de San Miguel, el 15 de agosto de 1917. Romero provenía de una familia humilde y era el segundo de ocho hermanos.

El informe de la Comisión de la Verdad, emitido en 1993, luego de la firma de los Acuerdos de Paz (1992) entre la insurgencia y el gobierno, establece que el ex mayor Roberto D'Aubuisson, fundador del partido de derecha, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), fue el actor intelectual del asesinato.

Monseñor Romero fue perseguido hasta sus últimos días, sin embargo, su palabra a trascendido a través del tiempo, a tal grado que en la actualidad existe la posibilidad de nombrarlo santo, aunque muchas personas ya la conciben como "San Romero de América".